LA CHICA DEL TREN (PAULA HAWKINS)

Hoy os traemos al blog una reseña de nuestra responsable de correcciones literarias, Montse Martín (@almaprendida). Esta reseña fue publicada originalmente en su blog: Con el alma prendida a los libros.

Aquí tenéis La chica del tren, uno de los grandes éxitos de este verano del 2015.

9788408143086

Datos técnicos

Título: La chica del tren (The Girl on the Train)

Autor: Paula Hawkins

Editorial: Planeta Internacional

Primera edición: Junio de 2015

Sinopsis

Rachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas… y la misma parada en la señal roja.

Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza.

Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya.

Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece?

Tú no la conoces. Ella a ti, sí.

Autor

Nacida y criada en Zimbabwe, Paula Hawkins se mudó a Londres en 1989, lugar en el que reside desde entonces. Ha trabajado como periodista más de quince años, colaborando con una gran variedad de publicaciones y medios de comunicación.

Opinión personal

Voy a empezar siendo muy clarita: esta novela no es un viaje que te dejará sin respiración. De acuerdo que ha vendido tres millones de copias y que lleva siendo el número de uno de los libros más vendidos durante semanas en varias listas de los Estados Unidos (que ya sabéis que son lo más de lo más, parece que ellos nos descubrieron a nosotros y que somos tontos de nacimiento, y algunas veces a estos señores se les olvida que cuando nosotros teníamos un Siglo de Oro en literatura y en pintura ellos todavía andaban con plumas, con todos mis respetos para los indios, que ya sabéis que soy una de ellos).

Esta novela no es el thriller del año, mucho menos de la década y de no haberlos frenado se hubiese convertido en el del siglo o en el del milenio.

Si la empezáis a leer partiendo de esta premisa, lo disfrutaréis mucho más. Como vayáis pensando que vais a encontraros con «el mejor viaje de vuestras vidas», mejor que hagáis la ruta de la fresa o la del románico.

Porque La chica del tren es una buena historia y tiene todos los ingredientes para que nos pongamos a leer y no paremos hasta terminarla: un buen argumento, muy original, capítulos muy cortos (cada uno de ellos contado por una narradora diferente, por lo que nos enteramos de lo que sucede desde distintos puntos de vista), un ritmo que va en aumento conforme avanza la obra y algunos giros narrativos inesperados que nos descolocan completamente.

Es una novela que va de menos a más y que en su último cuarto se convierte en completamente adictiva y absorbente, nos cautiva de tal manera que no podemos soltarla.

¿Por qué tiene alguien que inventarse vidas? Pues posiblemente por lo que tenéis en mente (o quizás no). Una persona, lo siento pero no recuerdo quién, dijo que la sinopsis no llamaba la atención, pero es que no debe ponerse ni una coma de más, porque reventarían medio libro.

Lo que os puedo asegurar es que nada es lo que parece, y que donde pensasteis A os garantizo que será Z, y que ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos.

Me habéis visto tuitear y escribir que era una novela llena de «zumbadas». Una vez terminada, con un desenlace tan imprevisto, no tengo claro si la zumbada no habré sido yo, por haberme dejado embaucar y engañar de esa manera por la autora, que lo ha hecho de quitarse el sombrero y no volvérselo a poner en una temporada larga

Un thriller psicológico con unos buenos personajes, un buen ritmo narrativo, un estilo muy ágil y dinámico, y unas atmósferas axfisiantes/claustrofóbicas (a pesar de que hay muchísimas escenas que se desarrollan al aire libre), que nos hacen dudar de todo y confiar en quién no debemos.

¡¡¡Olvídate de como nos lo venden y disfrútalo!!!

lectorcero.com