¿Qué son las comillas de continuación?

 

Unknown

Una duda que suele surgir a la hora de escribir ficción, y que no siempre el escritor novel soluciona bien, es el caso en el que en un diálogo uno de los personajes comienza a hablar, y habla, y sigue hablando, y no para… o también la situación en la que un personaje da un discurso o una conferencia.

Es decir, aquellos momentos  en los que la parte de diálogo de uno de los personajes es tan amplia que ocupa varios párrafos. ¿Cómo hay que puntuar este diálogo? Sigue leyendo

Anuncios

Las comillas, ¡menuda pareja!

comillas

Hoy veremos, de forma resumida, cómo han de utilizarse las comillas.

Hay tres tipos de comillas, a saber:

  • Comillas angulares, latinas o españolas (« »)
  • Comillas inglesas (” “)
  • Comillas simples (‘ ’)

En textos impresos siempre deberemos utilizar las comillas angulares, y solo en el caso en el que haya un texto entrecomillado dentro de otro, se utilizarán las comillas inglesas e incluso, en tercer lugar, las simples.

Las comillas han de usarse en los siguientes casos:

  • Para reproducir citas textuales. Cuando se intercale un comentario realizado por el transcriptor, este se hará utilizando rayas (nunca guiones): «La buena educación ―como decía Mark Twain―, consiste en esconder lo bueno que pensamos de nosotros y lo malo que pensamos de los demás».
  • En las obras literarias de carácter narrativo, los textos que reproducen de forma directa los pensamientos de los personajes: «¡A quién se le ocurre!», pensó Lucía.
  • Para indicar que una palabra o expresión es impropia, vulgar o se utiliza irónicamente o con un sentido especial: ¡Estoy harto de Luis! Lo sabe todo, es un «listo».
  • Para los extranjerismos no deben utilizarse las comillas, se aconseja el uso de la letra cursiva.

También es importante cómo utilizar las comillas en relación con el resto de signos de puntuación.

  • Los signos de interrogación y exclamación se escriben dentro de las comillas: «¿A quién se le ha ocurrido esa locura?», preguntó.
  • El punto y la coma, se escribirán detrás de las comillas de cierre cuando el texto entrecomillado ocupe la parte final de un enunciado o de un texto: «Aquí ya no pinto nada». Y se fue.

Hasta aquí esta breve aclaración sobre las comillas y su circunstancia.

lectorcero.com Correctores de estilo y ortotipográficos.

Sucinta nota referente al exceso en el uso de la coma

pnp-quill-and-parchment

En nuestro trabajo como correctores ortotipográficos, hemos reparado en algunos aspectos que nos apetece compartir con quien tenga a bien leer estas líneas.

Son muchos los escritores que son conscientes de que no terminan de dominar el fundamental arte de la puntuación. Las frases que escriben, cuando las lee otra persona, adquieren un significado muy diferente al que el escritor les quiso otorgar; y esto hace que una novela sea ilegible. Evidentemente para evitar esto lo mejor es acudir a un corrector profesional, él sabrá darle a nuestros textos el significado que deben tener y que una puntuación imprecisa les arrebató.

Es curioso que la mayoría de los errores de puntuación de un texto se repiten como si de un patrón se tratara.

Me gustaría en esta entrada señalar algunos de los errores más comunes con los que nos encontramos, en esta ocasión sobre el uso excesivo de la coma:

  • Las oraciones subordinadas sustantivas NO se separan con comas de la oración principal. «Me sorprende, que bebas tanto» es incorrecto. «Me comunicó, que vendría tarde» también es incorrecto.
  • En una oración causal, no se pone coma antes de la conjunción «porque».  «No quiere venir al teatro, porque dice que se aburre» es incorrecto.
  • Cuando una enumeración es sujeto de la oración y va antes del verbo, el último elemento de la enumeración no se separa con coma del verbo. «David, Juan y Miguel, fueron a ver al partido al estadio» es incorrecto, lo correcto sería: «David, Juan y Miguel fueron a ver al partido al estadio».
  • No se pone coma entre pero y una frase interrogativa o exclamativa, aunque sí se pueden poner puntos suspensivos. «Pero, ¿por qué me hablas así?» es incorrecto, en cambio «Pero… ¿por qué me hablas así? es correcto.

Podemos convenir que estos cuatro casos componen un porcentaje muy alto de los errores de exceso de puntuación. Tengamos cuidado: como en la vida, también en la puntuación los excesos son malos.

lectorcero.com