LAS MULETILLAS

La definición que nos ofrece el DRAE  de muletilla es la de «voz o frase que se repite mucho por hábito».

Pueden tener distintos fines:

  • Justificar algo: No es porque yo lo diga
  • Mantener el interés: ¿Verdad?
  • Ganar tiempo cuando se habla: O sea
  • Buscar la compresión del que nos escucha: ¿Me sigues?

Pero no debemos olvidar que muchas de ellas no son necesarias y que pueden poner de manifiesto nuestra escasez de vocabulario y carencias lingüísticas.

Podemos dividirlas en varios tipos:

  • Los latiguillos son «palabras o frases que se repiten innecesariamente en la conversación». Tienen un recorrido temporal, como una moda. Por ejemplo: «El último libro que he leído es tipo thriller».
  • Las empuñaduras son «frases de carácter tradicional empleadas como fórmula de arranque en las narraciones fabulosas y en los cuentos». Por ejemplo: «Érase una vez…».
  • Los timos son las muletillas de carácter repetitivo en un mismo discurso. Por ejemplo: «¿Vale?».

«¿Te queda claro?».

Aunque la mayoría de las veces las usamos de manera automática para completar los discursos cuando hablamos, debemos tener siempre cuidado de que su utilización no se convierta en un vicio y deje al descubierto la falta de mensaje, «¿lo pillas?».

Anuncios

PALABRAS HOMÓFONAS: PULLA/PUYA

SEGÚN LA RAE, UNA PALABRA HOMÓFONA ES AQUELLA QUE SUENA IGUAL QUE OTRA, PERO QUE TIENE DISTINTO SIGNIFICADO Y PUEDE TENER DISTINTA GRAFÍA.

En castellano tenemos muchos ejemplos de este tipo. Como su pronunciación es idéntica nos puede llevar a cometer faltas de ortografía en su utilización.

 

pulla

La palabra pulla es un dicho hiriente o una expresión aguda y picante dicha con prontitud: «Tras la derrota en el partido anterior, los jugadores tuvieron que soportar las  pullas de su afición».

Y puya es la punta acerada de las varas de los picadores: «Tuvo que parar al toro con la puya antes de que llegara al caballo».

PALABRAS HOMÓFONAS: GRABAR/GRAVAR

SEGÚN LA RAE, UNA PALABRA HOMÓFONA ES AQUELLA QUE SUENA IGUAL QUE OTRA, PERO QUE TIENE DISTINTO SIGNIFICADO Y PUEDE TENER DISTINTA GRAFÍA.

En castellano tenemos muchos ejemplos de este tipo. Como su pronunciación es idéntica nos puede llevar a cometer faltas de ortografía en su utilización.

 

grabar

 

Grabar es esculpir o almacenar algo en un dispositivo para reproducirlo posteriormente: «Todas las entradas de este blog las tengo grabadas en un disco duro».

 

Gravar es imponer un gravamen (impuesto): «El IVA es un impuesto que grava a todos por igual».

NO LAS CONFUNDAS: HOMÓLOGO/HOMÓNIMO

Muchas veces vemos en la prensa (y en algunos libros, como me ha sucedido a mí últimamente) estas dos palabras mal utilizadas, alternándolas como si su significado fuese el mismo, y es diferente.

 

 

homólogo

 

Homólogo es el que ejerce un cargo equivalente: «El ministro de Justicia se reunió con su homólogo francés para firmar el acuerdo contra el terrorismo yihadista». Y en algunos medios leemos en ocasiones: «El ministro de Justicia se reunió con su homónimo francés para firmar el acuerdo contra el terrorismo yihadista». En este caso no se habrían reunido dos ministros de Justicia, sino dos personas con el mismo nombre.

Homónimo referido a personas es que tienen el mismo nombre y referido a palabras que se pronuncian igual pero tienen un significado distinto: «Cuando vino nos trajo una botella de vino».

En los homónimos, podemos distinguir:

  • Los homónimos perfectos se escriben y se pronuncian igual:
    • Sierra: herramienta y accidente físico
    • Cuarto: número ordinal y habitación
  • Los homónimos imperfectos se escriben de distinto modo, pero se asemejan en la pronunciación:
    • Acervo (conjunto de cosas) y acerbo (cruel)
    • Hatajo (ganado) y atajo (senda)
    • Con jugo y conjugo
    • A punto y apunto

 

PALABRAS HOMÓFONAS: ESPIRAR/EXPIRAR

Según la RAE, una palabra homófona es aquella que suena igual que otra, pero que tiene distinto significado y puede tener distinta grafía.

En castellano tenemos muchos ejemplos de este tipo. Como su pronunciación es idéntica nos puede llevar a cometer faltas de ortografía en su utilización.

 

 

espirar

 

La palabra espirar significa expeler el aire respirado: «El médico me pidió que inspirara y espirara para medir mi capacidad pulmonar»); y, también, exhalar: «La cocina  espiraba un fuerte olor a lejía», .

expirar es morir o acabar: «Hoy expira el plazo de presentación de instancias».

 


 

Si eres escritor o bloguero literario quizás te interese el Escaparate Literario.

lectorcero.com Servicios para escritores

 

 

Palabras homófonas: deshecho/desecho

Según la RAE, una palabra homófona es aquella que suena igual que otra, pero que tiene distinto significado y puede tener distinta grafía.

En castellano tenemos muchos ejemplos de este tipo. Como su pronunciación es idéntica nos puede llevar a cometer faltas de ortografía en su utilización.

 

desecho

 

La palabra deshecho es el participio del verbo deshacer: «El juez sospecha que podría haberse deshecho de todas las pruebas».

Desecho, por el contrario, es un sustantivo que proviene del verbo desechar: «El Gobierno aprobó una ley sobre recogida y tratamiento de desechos sólidos».


 

Si eres escritor o bloguero literario quizás te interese el Escaparate Literario.

lectorcero.com Servicios para escritores

 

 

Los latinismos

latinajo

Según la RAE, un latinismo es un préstamo procedente del latín.

Aunque la Academia nos recomienda usarlos lo menos posible cuando podamos utilizar el equivalente en nuestra lengua, no son pocas las veces que nos sacan de un apuro.

Y nosotros, a cambio, les pagamos el favor que nos hacen escribiéndolos incorrectamente.

Aquí os dejamos los más utilizados, por orden alfabético, con su verdadero significado y con su ortografía correcta.

Sigue leyendo