NO LAS CONFUNDAS: HOMÓLOGO/HOMÓNIMO

Muchas veces vemos en la prensa (y en algunos libros, como me ha sucedido a mí últimamente) estas dos palabras mal utilizadas, alternándolas como si su significado fuese el mismo, y es diferente.

 

 

homólogo

 

Homólogo es el que ejerce un cargo equivalente: «El ministro de Justicia se reunió con su homólogo francés para firmar el acuerdo contra el terrorismo yihadista». Y en algunos medios leemos en ocasiones: «El ministro de Justicia se reunió con su homónimo francés para firmar el acuerdo contra el terrorismo yihadista». En este caso no se habrían reunido dos ministros de Justicia, sino dos personas con el mismo nombre.

Homónimo referido a personas es que tienen el mismo nombre y referido a palabras que se pronuncian igual pero tienen un significado distinto: «Cuando vino nos trajo una botella de vino».

En los homónimos, podemos distinguir:

  • Los homónimos perfectos se escriben y se pronuncian igual:
    • Sierra: herramienta y accidente físico
    • Cuarto: número ordinal y habitación
  • Los homónimos imperfectos se escriben de distinto modo, pero se asemejan en la pronunciación:
    • Acervo (conjunto de cosas) y acerbo (cruel)
    • Hatajo (ganado) y atajo (senda)
    • Con jugo y conjugo
    • A punto y apunto

 

Anuncios

PALABRAS HOMÓFONAS: ESPIRAR/EXPIRAR

Según la RAE, una palabra homófona es aquella que suena igual que otra, pero que tiene distinto significado y puede tener distinta grafía.

En castellano tenemos muchos ejemplos de este tipo. Como su pronunciación es idéntica nos puede llevar a cometer faltas de ortografía en su utilización.

 

 

espirar

 

La palabra espirar significa expeler el aire respirado: «El médico me pidió que inspirara y espirara para medir mi capacidad pulmonar»); y, también, exhalar: «La cocina  espiraba un fuerte olor a lejía», .

expirar es morir o acabar: «Hoy expira el plazo de presentación de instancias».

 


 

Si eres escritor o bloguero literario quizás te interese el Escaparate Literario.

lectorcero.com Servicios para escritores

 

 

Palabras homófonas: deshecho/desecho

Según la RAE, una palabra homófona es aquella que suena igual que otra, pero que tiene distinto significado y puede tener distinta grafía.

En castellano tenemos muchos ejemplos de este tipo. Como su pronunciación es idéntica nos puede llevar a cometer faltas de ortografía en su utilización.

 

desecho

 

La palabra deshecho es el participio del verbo deshacer: «El juez sospecha que podría haberse deshecho de todas las pruebas».

Desecho, por el contrario, es un sustantivo que proviene del verbo desechar: «El Gobierno aprobó una ley sobre recogida y tratamiento de desechos sólidos».


 

Si eres escritor o bloguero literario quizás te interese el Escaparate Literario.

lectorcero.com Servicios para escritores

 

 

Los latinismos

latinajo

Según la RAE, un latinismo es un préstamo procedente del latín.

Aunque la Academia nos recomienda usarlos lo menos posible cuando podamos utilizar el equivalente en nuestra lengua, no son pocas las veces que nos sacan de un apuro.

Y nosotros, a cambio, les pagamos el favor que nos hacen escribiéndolos incorrectamente.

Aquí os dejamos los más utilizados, por orden alfabético, con su verdadero significado y con su ortografía correcta.

Sigue leyendo

¿Qué son las comillas de continuación?

 

Unknown

Una duda que suele surgir a la hora de escribir ficción, y que no siempre el escritor novel soluciona bien, es el caso en el que en un diálogo uno de los personajes comienza a hablar, y habla, y sigue hablando, y no para… o también la situación en la que un personaje da un discurso o una conferencia.

Es decir, aquellos momentos  en los que la parte de diálogo de uno de los personajes es tan amplia que ocupa varios párrafos. ¿Cómo hay que puntuar este diálogo? Sigue leyendo

Apenas un esbozo acerca de los plurales de los nombres compuestos

images

Trataremos hoy el apasionante mundo de los plurales en los nombres compuestos, que en algunos casos generan importantes dudas y acarrean errores en la escritura.

  • En los nombres compuestos de una sola palabra, se pluraliza únicamente el último elemento: bocamanga – bocamangas.
  • Cuando los dos sustantivos se escriben separados pero constituyen una unidad léxica en la que el segundo elemento aporta información determinativa, solo se marca el plural en el primero: año luz – años luz.
  • Cuando el segundo sustantivo adjetiva al primer sustantivo, cabe la posibilidad de poderlos pluralizar: aviones nodriza – aviones nodrizas.
  • También ocurre esto con los colores según actúen como adjetivos o sustantivos: falda verde – (sustantivo) faldas verde – (adjetivo) faldas verdes.
  • Los sustantivos macho y hembra, cuando modifican a otro sustantivo, no se pluralizan: tigre macho – tigres macho.
  • Los compuestos de nombre y verbos habitualmente se forman con sustantivos en plural, en ese caso no se pluraliza: el sacacorchos – los sacacorchos. En el caso de que el sustantivo sea singular, se hará el plural como lo hace dicho sustantivo: el tragaluz – los tragaluces.
  • El resto de compuestos nominales que se suelen formar en una palabra se ajustan a las reglas generales: avemarías, malentendidos… esto también es de aplicación en grupos sintácticos complejos del tipo: tentempiés, hazmerreíres…
  • Como excepción podemos citar las palabras «cualquiera» y «quienquiera» siempre en uso nominal: cualesquiera y quienesquiera. Como vemos, se pluraliza el primer elemento.

Espero que esto haya resultado de cierta utilidad.

Este tema es bastante más amplio, pero eso impediría que esta entrada fuera apenas un esbozo, y no.


Si eres escritor o bloguero literario quizás te interese el Escaparate de Lector Cero

lectorcero.com correctores ortotipográficos y de estilo