LAS MULETILLAS

La definición que nos ofrece el DRAE  de muletilla es la de «voz o frase que se repite mucho por hábito».

Pueden tener distintos fines:

  • Justificar algo: No es porque yo lo diga
  • Mantener el interés: ¿Verdad?
  • Ganar tiempo cuando se habla: O sea
  • Buscar la compresión del que nos escucha: ¿Me sigues?

Pero no debemos olvidar que muchas de ellas no son necesarias y que pueden poner de manifiesto nuestra escasez de vocabulario y carencias lingüísticas.

Podemos dividirlas en varios tipos:

  • Los latiguillos son «palabras o frases que se repiten innecesariamente en la conversación». Tienen un recorrido temporal, como una moda. Por ejemplo: «El último libro que he leído es tipo thriller».
  • Las empuñaduras son «frases de carácter tradicional empleadas como fórmula de arranque en las narraciones fabulosas y en los cuentos». Por ejemplo: «Érase una vez…».
  • Los timos son las muletillas de carácter repetitivo en un mismo discurso. Por ejemplo: «¿Vale?».

«¿Te queda claro?».

Aunque la mayoría de las veces las usamos de manera automática para completar los discursos cuando hablamos, debemos tener siempre cuidado de que su utilización no se convierta en un vicio y deje al descubierto la falta de mensaje, «¿lo pillas?».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s