PEQUEÑA REFLEXIÓN SOBRE LOS MODIFICADORES Y LOS TÓPICOS

Fotolia_3086910_Subscription_M-1024x768

Me gusta pensar en las palabras de un texto como personas que caminan: unas van apoyándose en su bastón y avanzan con esfuerzo, otras andan con paso lento pero seguro, algunas corren ligeras con la seguridad de saber hacia dónde van; las menos, danzan.

Esta «forma de moverse» que tienen las palabras lo identifico con la originalidad del lenguaje. Qué ratos de placer otorgan esos textos que nos sorprenden con giros, comparaciones y metáforas que, por su frescura y singularidad, nos llaman la atención continuamente. Y qué pesados aquellos otros repletos de expresiones manidas, mil veces escuchadas y leídas.

Deberemos evitar esas palabras de las que hablaba más arriba: las que andan con bastón, las que hacen que el texto sea soso, predecible y sin personalidad. Los mayores culpables de esto último son los modificadores.

Los modificadores son palabras (adjetivos y adverbios) que modifican a otra palabra (un sustantivo), y es de esperar que al modificarla le otorguen un significado que hasta ese momento no existía. Un ejemplo se esto nos lo da Joseph Heller en su novela Trampa-22 cuando, hablando de los corruptos coroneles, les provee de «bocas eficientes y ojos ineficaces», sabemos exactamente lo que nos está dando a entender con una sucesión de palabras nunca antes escrita. Magnífico. Si con un modificador no otorgamos otro significado a un sustantivo, lo estamos haciendo mal.

Pero no solo es esto, además debemos modificar al sustantivo de manera original, debemos huir de los tópicos. Un tópico es una figura del lenguaje que en su día fue original, en algún momento «llover a cántaros» fue maravilloso; hoy ya no lo es. Se supone que los escritores son creadores, crean con las palabra; bueno, hagámoslo. Tenemos que crear nuestra propia cadena de palabras para describir la lluvia.

Huyamos, por tanto de los «corazones de piedra», de los «ojos azul cielo» y de tantos otros clichés que si hubiéramos sido nosotros los creadores sería para estar orgullosos, pero no lo somos.

Por tanto, aspiremos a unir las palabras como nunca nadie antes lo haya hecho y a, ojalá, crear futuros tópicos.

lectorcero.com

Anuncios

2 comentarios en “PEQUEÑA REFLEXIÓN SOBRE LOS MODIFICADORES Y LOS TÓPICOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s