ASÍ TRABAJAMOS EN LECTOR CERO

UnknownNos parece interesante explicar cuáles son los principios a los que nos ceñimos, todos los que elaboramos informes y realizamos correcciones en Lector Cero. Cuando un escritor nos elige para que le ayudemos en su labor creativa, somos conscientes de la responsabilidad que asumimos. Cada obra que cae en nuestras manos es igual de importante, independientemente del nombre del autor/a, del tamaño de la obra o del género literario.

  • Pretendemos ayudar al escritor, para ello es básico que seamos honestos en todos nuestros trabajos: lo que está bien, está bien; y lo que no está tan bien, no lo está. Nos ha elegido a nosotros para que seamos sinceros.
  • Para que nuestras correcciones le sean útiles al autor, hemos de ser muy concretos. Nos centramos en profundidad en cada aspecto que pensamos que es mejorable. No sirve para nada un informe literario repleto de generalidades.
  • No por ser crueles el trabajo va a estar mejor hecho. Pretendemos encontrar lo que el autor quiere decir y ayudarle a hacerlo. Un “esto está mal” no ayuda nada, siempre ofreceremos una solución a las carencias que observemos en el texto.
  • Si nos comprometemos a terminar un trabajo en una fecha, lo cumplimos.
  • Es fundamental que el autor entienda perfectamente nuestras correcciones. Utilizamos el control de cambios para marcar los comentarios y correcciones en el manuscrito. No damos nada por sobreentendido. Claridad ante todo.
  • Si el autor nos indica lo que precisa de nosotros, no son sobrepasaremos. No hay que tratar nunca textos sin terminar como una novela concluida.
  • No permitimos que nuestros gustos personales influyan en nuestra opinión.  Tenemos la ventaja de contar con especialistas en cada género literario. Por ello, dependiendo del tipo de obra de que se trate, será asignado a la persona más indicada para trabajar en ella.
  • Identificarnos con la visión que el autor tiene de su obra. Analizar antes que nada cuál es la intención del escritor y, a partir de ahí, ir señalando el camino que el propio autor quiere recorrer con su texto.
  • Respetar la autonomía del autor, que es libre para tomar en consideración nuestras indicaciones o no. El manuscrito es suyo desde el principio hasta el final de nuestro trabajo
  • Mantener siempre una comunicación fluida con el escritor: es fundamental que se sienta cómodo e identificado con lo que hacemos.

Así trabajamos en Lector Cero. Estas son las premisas que nos han llevado a ser el lector cero de cabecera de autores que llevan tiempo trabajando con nosotros. Deseamos que lo sigan haciendo y que otros muchos confíen en nuestra labor.

Gracias por confiar en Lector Cero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s