UNIDADES BÁSICAS DE LA EXPRESIÓN

8-sentence-patterns

Las unidades básicas de la expresión son los sonidos, la palabra, la oración y el parágrafo.

En esta entrada, os explicamos las características de cada uno de ellos:

  • Los sonidos: cualquier texto debe prestar la máxima atención a los sonidos que le dan cuerpo. Existen una serie de vicios fónicos que empobrecen considerablemente la calidad de un texto y que deben evitarse en la medida de lo posible, como la cacofonía, el empleo de palabras poco usuales o los apareamientos de palabras y construcciones sintácticas.
  • La palabra: el DRAE la define como sonido o conjunto de sonidos articulados que expresan una idea y, en otra acepción¸ representación gráfica de esos sonidos. Escribir consiste en enlazar palabras, pero respetando sus normas sintácticas y semánticas; por tanto, la calidad del texto depende en su mayor parte de la selección de las palabras que lo componen. Para esta selección debemos tener en cuenta una serie de criterios:
  1. ­Conocer el significado de las palabras utilizadas.
  2. Conocer sus propiedades sintácticas y semánticas.
  3. Tender hacia la simplificación y sencillez en la elección, para aumentar la claridad, naturalidad y concisión.
  4. Rehuir de tópicos que den rigidez al lenguaje.
  5. Evitar las repeticiones de palabras, salvo que se quiera crear un efecto estilístico que potencie la fuerza del mensaje.
  6. No todas las palabras se ajustan a un contexto determinado.
  • La oración: es la unidad constructiva del párrafo. Según el DRAE, conjunto de palabras con un sentido gramatical completo. En este apartado debemos abordar algunas cuestiones:
  1. Las dimensiones: debemos escribir de forma clara, porque las oraciones demasiado largas o excesivamente complejas, dificultan la comprensión del contenido y frenan el ritmo. Por el contrario, la concisión puede terminar conformando un estilo telegráfico, cuyo laconismo contribuye a una difícil comprensión de los textos. En resumen, el número de elementos de la frase debe estar siempre en función de los principios de claridad y simplicidad.
  2. Variedad constructiva: ameniza y agiliza el texto. El castellano ofrece infinitas posibilidades para estructurar los contenidos de una oración, así como una gran riqueza de modalidades enunciativas: afirmaciones, negaciones, interrogativas, exclamaciones, voz pasiva …
  • El parágrafo: unidad constructiva del texto, coloquialmente conocido como párrafo. Su cualidad fundamental es la coherencia, no solamente interna, sino también externa, en su relación con los otros párrafos. Debe ser una unidad con un sentido establecido, en el que todas las oraciones que lo forman están vinculadas en torno a una idea principal. Sus caracteres fundamentales son:
  1. Unidad: todas las oraciones que lo conforman deben configurar un bloque temático, en el que todas hagan referencia a una idea central.
  2.  Coherencia interna: la idea principal y las secundarias deben estar relacionadas jerárquicamente.
  3.  Claridad: que se consigue mediante la unidad y la coherencia interna.
  4. Interrelación entre parágrafos: además de la coherencia interna del párrafo, debe haber una lógica vinculación entre todos los que conforman el texto.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s