RESEÑA: CUCHILLO DE PALO DE CÉSAR PÉREZ GELLIDA

Aquí tenéis la reseña de Cuchillo de palo de César Pérez Gellida  realizada por Montse Martín y publicada en su blog Con el alma prendida a los libros.

1340

Datos técnicos

Título: Cuchillo de palo

Autor: César Pérez Gellida

Editorial: Suma

Primera edición: 6 de octubre de 2016

Sigue leyendo

Servicios para escritores: el booktrailer

booktrailers574x340

Cuando el escritor termina de escribir su libro, lejos de acabar el proceso, este no ha hecho sino comenzar. Ahora se abre la etapa más difícil: darlo a conocer a los potenciales lectores.

En Lector Cero, fieles a nuestro compromiso con los escritores, vamos a ofrecer más servicios para ayudarles a cumplir su sueño: que los lectores conozcan su libro y lo lean. Sigue leyendo

¿Qué son las comillas de continuación?

 

Unknown

Una duda que suele surgir a la hora de escribir ficción, y que no siempre el escritor novel soluciona bien, es el caso en el que en un diálogo uno de los personajes comienza a hablar, y habla, y sigue hablando, y no para… o también la situación en la que un personaje da un discurso o una conferencia.

Es decir, aquellos momentos  en los que la parte de diálogo de uno de los personajes es tan amplia que ocupa varios párrafos. ¿Cómo hay que puntuar este diálogo? Sigue leyendo

Un asunto sobre las tildes, solo eso

 

Hay un hecho muy controvertido y que ha hecho correr, no ríos, mares de tinta. Todo el mundo opina a diario sobre este tema tan peliagudo y no hay rincón alguno en nuestros pueblos y ciudades en el que no se hable sobre el particular. Es un tema que, sin duda, ha dividido familias y creo que ha llegado el momento de arrojar algo de luz sobre él. Me refiero, como no podría ser de otra manera, a la decisión que en su día tomó la R.A.E. de suprimir la tilde en el adverbio de lugar «solo» y en los pronombres demostrativos «ese, aquel…».

Hay quien sostiene que no es una norma, que es un consejo que la Academia nos da. Otros aseguran que si pones una tilde en un «solo» arderás en el infierno de los iletrados.

Los primeros argumentan que hay situaciones en las que quitarle la tilde a «solo» provoca ambigüedad semántica, y enarbolan como ejemplo paradigmático de ello el siguiente titular periodístico:

CSmEgHbXAAEfe9G

 

Que, efectivamente, puede dar lugar a dos significados:

  • Que Erdogan gobernara sin compañía sería un hecho peligroso para Turquía.
  • El hecho de que gobernara Erdogan únicamente sería peligroso para Turquía.

Volviendo a los que abrazan la ortodoxia que marca la R.A.E., estos sostienen que en este titular el supuesto equívoco se hubiera podido eliminar con una simple coma:

  • Que Erdogan gobernara solo, sería peligroso para Turquía.
  • Que Erdogan gobernara, solo sería peligroso para Turquía.

Parece que tampoco les falta razón.

Para solventar tamaño entuerto creo que deberíamos acudir a la fuente, convengamos que ha de ser la Academia (que fija, brilla y da esplendor), la que dirima entre unos y otros.

Para ello hace unos días escribí a la R.A.E. preguntándoles cómo deberíamos proceder en Lector Cero (al corregir manuscritos) sobre este particular. Mi pregunta fue:

Buenas tardes:

Me gustaría saber si la norma de no poner tilde en el adverbio «solo» y en los

pronombres demostrativos «ese, aquel…» es una regla de ortografía o es una

sugerencia que hace la R.A.E. Es decir, quería saber si obligatorio o no.

Muchas gracias por su respuesta.

 

Elías García

Director de Lector Cero

Al cabo de unos días me llegó la respuesta:

En relación con su consulta, le remitimos la siguiente información:

De acuerdo con las reglas vigentes hoy, no solo es correcto escribir siempre sin tilde la palabra solo (también cuando es adverbio) y los demostrativos (también cuando son pronombres), sino que es la opción más recomendable, incluso cuando exista riesgo de ambigüedad, como ocurre en enunciados como estos:

      Me he tomado un café solo.

      ¿Por qué ocultaron aquellos documentos al juez?

     Se pueden seguir tildando los pronombres demostrativos y el adverbio solo, pero exclusivamente cuando existe riesgo de ambigüedad porque pudieran interpretarse en un mismo enunciado como adverbio o como adjetivo, o como determinantes o como pronombres a la vez, y no en todos los casos. De manera que, en enunciados en los que no existe ese riesgo (como los siguientes), se considera incorrecto escribir el adverbio solo y los demostrativos con tilde (es decir, es obligatorio escribirlos sin tilde):

     Solo quiere celebrar su cumpleaños con nosotros.

     Esta no me gusta nada; prefiero esa.

     En este sentido, si usted escribe siempre sin tilde la palabra solo y los demostrativos, nunca cometerá ningún error. Por otra parte, si debe corregir un texto en el que el adverbio solo o un pronombre demostrativo está escrito con tilde en un contexto en el que puede ser ambiguos, esto es, en el que pueden interpretarse también como adjetivos, sería correcto y no debería corregirlo (aunque también sería correcto escribir esas palabras sin tilde). Ahora bien, si encuentra la palabra solo  o un pronombre demostrativo escritos con tilde no existiendo riesgo de ambigüedad, debe considerarlo un error y corregirlo.

 Reciba un cordial saludo.

__________

Departamento de «Español al día»

Real Academia Española

Espero y deseo que esto haya aclarado dudas y haya acercado posturas entre unos y otros sobre este espinoso tema y, a partir de este momento, podamos dedicarnos a cosas importantes como, por ejemplo, a disfrutar escribiendo.

Una vez más ha sido un placer.

 

Si eres escritor o bloguero literario quizás te interese formar parte del Escaparate de Lector Cero

lectorcero.com correctores ortotipográficos y de estilo

 

 

Cómo escribir números. ¿Cifras o letras?

numeros.jpg

Una duda muy habitual a la hora de escribir un número es si debemos hacerlo con palabras o con cifras.

La RAE indica que, como norma general, en obras literarias resulta preferible y más elegante, salvo que se trate de números muy complejos, el empleo de palabras en lugar de cifras.

No obstante nos da unas recomendaciones generales al respecto:

Se escribirán preferentemente con letras:

  • Los números que pueden expresarse en una sola palabra: Tengo treinta años, habría allí unas quinientas personas…
  • Los números redondos que pueden expresarse en dos palabras: Robaron cien mil euros, el premio fue de dos millones
  • Los números que se expresan en dos palabras unidas por la conjunción «y», (hasta noventa y nueve): Cumplió cuarenta y cinco años.
  • Todos los números aproximados o los usados con intención expresiva: ¡Te lo he dicho mil millones de veces!
  • Los números que forman parte de locuciones o frases hechas: No hay dos sin tres, vaya tres patas para un banco…
  • Es preferible escribir con letras los números de unidades de medida cuando estos no están escritos en abreviatura: la casa estaba a tres kilómetros de la carretera.

En cambio deberemos escribir con cifras en los siguientes casos:

  • Los números que para escribirlos necesitaríamos cuatro o más palabras: Valladolid tiene 306 830 habitantes.
  • Los números referidos a unidades de medida, cuando van seguidos del símbolo correspondiente: La temperatura es de 15 ºC.
  • Los números seguidos de la abreviatura del elemento que cualifican: Este libro tiene más de 500 págs.
  • Los números pospuestos al sustantivo al que se refieren (expresado o no mediante abreviatura), usados para identificar un elemento concreto dentro de una serie: Habitación 203, gráfica 4…
  • Cuando escribamos números de más de cuatro cifras, estas las agruparemos de tres en tres, empezando por la derecha, y separando los grupos por espacios en blanco: (1 567 998). No se separan con comas ni con puntos. Cuando el número tiene cuatro cifras no hay que separar las cifras: (8557).

Estos son los casos que creemos que más se le pueden presentar al escritor de ficción. Espero que te haya servido de ayuda.


Si eres escritor o bloguero literario quizás te interese el Escaparate Literario

lectorcero.com correctores ortotipográficos y de estilo

 

 

Apenas un esbozo acerca de los plurales de los nombres compuestos

images

Trataremos hoy el apasionante mundo de los plurales en los nombres compuestos, que en algunos casos generan importantes dudas y acarrean errores en la escritura.

  • En los nombres compuestos de una sola palabra, se pluraliza únicamente el último elemento: bocamanga – bocamangas.
  • Cuando los dos sustantivos se escriben separados pero constituyen una unidad léxica en la que el segundo elemento aporta información determinativa, solo se marca el plural en el primero: año luz – años luz.
  • Cuando el segundo sustantivo adjetiva al primer sustantivo, cabe la posibilidad de poderlos pluralizar: aviones nodriza – aviones nodrizas.
  • También ocurre esto con los colores según actúen como adjetivos o sustantivos: falda verde – (sustantivo) faldas verde – (adjetivo) faldas verdes.
  • Los sustantivos macho y hembra, cuando modifican a otro sustantivo, no se pluralizan: tigre macho – tigres macho.
  • Los compuestos de nombre y verbos habitualmente se forman con sustantivos en plural, en ese caso no se pluraliza: el sacacorchos – los sacacorchos. En el caso de que el sustantivo sea singular, se hará el plural como lo hace dicho sustantivo: el tragaluz – los tragaluces.
  • El resto de compuestos nominales que se suelen formar en una palabra se ajustan a las reglas generales: avemarías, malentendidos… esto también es de aplicación en grupos sintácticos complejos del tipo: tentempiés, hazmerreíres…
  • Como excepción podemos citar las palabras «cualquiera» y «quienquiera» siempre en uso nominal: cualesquiera y quienesquiera. Como vemos, se pluraliza el primer elemento.

Espero que esto haya resultado de cierta utilidad.

Este tema es bastante más amplio, pero eso impediría que esta entrada fuera apenas un esbozo, y no.


Si eres escritor o bloguero literario quizás te interese el Escaparate de Lector Cero

lectorcero.com correctores ortotipográficos y de estilo